Para realizar envíos de archivos muy grandes recomendamos que no se adjunte directamente el archivo al correo, debido a que puede provocar problemas de saturación en el programa de correo o que el servidor de destino rechace el mensaje para ocupar más del límite que tengan establecido para la recepción.

Para estos casos, le proponemos algunos consejos para que pueda realizar el envío de manera correcta.

 

1.-Subir el archivo a un alojamiento web por FTP

Una alternativa es subir el archivo por FTP al alojamiento, de forma que el envío sea rápido tanto en el envío como en la recepción.

En el caso de que dispongamos de alojamiento en CDmon, podremos utilizar el acceso WebFTP utilizando el usuario principal o, en su defecto, crear un usuario secundario.

Una vez estemos conectados por FTP tendremos que subir el archivo por FTP a la carpeta donde deseamos ubicarlo. Y finalmente, una vez redactado el correo, indicamos la dirección web con la ruta del archivo para que el receptor del correo pueda descargarlo.

primera.png

 

Por ejemplo, si subimos el archivo "fotos.zip" en la subcarpeta "adjuntos", la ruta que se indica en el correo electrónico es la siguiente:

http://www.example.com/adjunts/fotos.zip

Debemos tener presente que tenemos la posibilidad de proteger la descarga, por lo que podemos evitar el acceso al archivo si el receptor no tiene el usuario y la contraseña para realizar la descarga. Para activar esta opción tendremos que acceder al Panel de control del alojamiento y acceder al apartado de permisos de archivos y carpetas para proteger la carpeta donde se aloje el archivo. Una vez la carpeta esté protegida, podremos facilitar estos datos a aquellas personas a las que envíen el correo para que puedan descargar el archivo.

 

2.-Dividir el envío

Otra posibilidad para realizar los envíos es dividir el archivo de gran tamaño en archivos de peso correctos para poder enviarlo directamente como un adjunto en el correo. Para dividir un archivo en partes controlando el tamaño de cada una podemos utilizar algún programa de compresión (como por ejemplo Winrar) y realizar varios envíos hasta finalizar el total de archivos.

Además, si tenemos que realizar los envíos a muchos destinatarios, es recomendable no realizarlo a más de 20 simultáneamente para que el envío se realice correctamente.

 

Para más información, podéis contactar con nosotros.