Para obtener un mejor rendimiento del servidor y una carga de las páginas más rápida, podemos hacer uso de la compresión de ficheros del servidor. Este mecanismo nos facilita también un ahorro del ancho de banda consumido.

Para comprimir ciertos ficheros de una web al enviarlos debemos seguir los pasos siguientes: 

 

1.-Confirmar que el servidor donde tenemos el alojamiento tiene mod_defalte habilitado

Podemos comprobarlo contactando con el soporte técnico de CDmon.

 

2.- Configurar el alojamiento para responder con ficheros comprimidos

Esto lo hacemos a través del fichero .htaccess, añadiendo el código de los tipos de ficheros que deseamos transferir comprimidos: 


# compress text, html, javascript, css, xml:

AddOutputFilterByType DEFLATE text/plain

AddOutputFilterByType DEFLATE text/html

AddOutputFilterByType DEFLATE text/xml

AddOutputFilterByType DEFLATE text/css

AddOutputFilterByType DEFLATE application/xml

AddOutputFilterByType DEFLATE application/xhtml+xml

AddOutputFilterByType DEFLATE application/rss+xml

AddOutputFilterByType DEFLATE application/javascript

AddOutputFilterByType DEFLATE application/x-javascript

# Or, compress certain file types by extension:

SetOutputFilter DEFLATE


No tiene sentido comprimir ficheros que ya están comprimidos, como la mayoría de imágenes,porque el porcentaje de compresión que obtendremos respecto al tiempo de CPU que necesitaremos para la compresión será muy pequeño o nulo.

 

3.-El navegador solicita los ficheros comprimidos

Los navegadores modernos soportan la compresión de ficheros por defecto. Si revisamos las cabeceras de cualquier solicitud vemos lo siguiente:

Accept-Encoding: gzip, deflate

Si el servidor puede enviar los ficheros comprimidos lo hará y, si no, los enviará sin comprimir.

 

Nota

Esta no es la única manera de enviar ficheros comprimidos de una web pero funciona por defecto en los servidores de CDmon.

 

Para más información, podéis contactar con nosotros.