Para poder subir nuestra página web a los servidores de CDmon necesitaremos un cliente de FTP. El cliente de FTP es un software especial que se conecta al servidor web mediante el protocolo de comunicación FTP y nos permite gestionar nuestro sitio web como si fuera el explorador de Windows. En el mercado existen infinidad de clientes de FTP, pero desde CDmon recomendamos por su seguridad y robustez WinSCP.


Para ello y antes de continuar debemos descargar WinSCP desde la siguiente dirección:

http://winscp.net/eng/download.php


En esta web encontramos distintos paquetes de instalación. Descargamos el último paquete estable (que no sea beta) con diferentes idiomas incluidos.

En la instalación elegimos el idioma y se creará un acceso directo en menú de inicio y escritorio.


Arrancamos el programa:



Una vez abierto el WinSCP nos aparece una ventana donde debemos introducir los datos necesarios para realizar la conexión:



  • Protocolo: FTP, es el protocolo que siempre deberemos utilizar para poder conectar con su alojamiento.
  • IP o nombre del servidor: el dominio al cual queremos conectar, o si no disponemos del dominio, podemos poner la IP (o el dominio con redirección mialias.net).
  • Usuario: esta casilla corresponde al usuario de FTP.
  • Contraseña: la contraseña del usuario FTP, siempre respetando las mayúsculas y minúsculas. Es aconsejable hacer un copiar y pegar de la contraseña (no copiar los espacios en blanco, ya que son considerados como un carácter).
  • Podemos consultar los datos de conexión del FTP en el Panel de control del alojamiento, en el apartado de FTP.


Cuando hayamos introducido correctamente los datos, pulsamos el botón Conectar.


Una vez se haya establecido la conexión con el alojamiento, visualizaremos una ventana similar a esta:



A la izquierda, vemos una ventana con los archivos ubicados en nuestro ordenador, donde podemos navegar para buscar los archivos y/o directorios de nuestro ordenador que deseemos subir a la web. Mientras que a la derecha, visualizamos una ventana con los archivos ubicados en el alojamiento, entre los que encontramos la carpeta WEB que es donde tenemos que introducir el contenido de la página web, ya que corresponde a la raíz del sitio en internet.


Para subir los archivos y/o directorios al servidor sólo tenemos que seleccionarlos y arrastrarlos al directorio que deseemos.


Debemos tener en cuenta los siguientes datos: 

  • El archivo principal de la carpeta web tiene que llamarse index. Este archivo puede tener múltiples extensiones pero las más utilizadas son index.htm e index.html. Esto es necesario porque el servidor web está configurado para mostrar por defecto el contenido del index.html, con lo que al poner el nombre de nuestro dominio en internet no hace falta que pongamos nada más. 
  • Dentro de la carpeta web pueden crearse otras carpetas y cada carpeta deberá contener su archivo index.html, esto no es obligatorio, pero si muy recomendable para tener una estructura de archivos lo más correcta posible.

 

 

Para más información, podéis contactar con nosotros.