SPF es el acrónimo de Sender Policy Framework, una protección contra la falsificación de direcciones en el envío de correo electrónico. Identifica a los servidores de correo SMTP autorizados para el transporte de los mensajes a través de los registros de nombres de dominio (DNS).

Se trata de evitar, por ejemplo, que un mensaje cuyo remitente sea usuario_falso@example.com envíe correos utilizando máquinas no autorizadas por nuestro dominio para tal fin.


Para configurar un registro SPF, accedemos directamente a Gestionar DNS desde el Listado básico de servicios de nuestro panel de control y seguimos los siguientes pasos.


 


1.-Añadir registro

En el listado de Registros DNS pulsamos en Nuevo registro y en Tipo de registro escogemos la opción tipo TXT/SPF.



Indicamos el subdominio, el valor y guardamos el registro.


 

¿Cómo se configura?

Este protocolo lo configuramos mediante el registro TXT (DNS) y como norma general tiene el siguiente aspecto:

Subdominio: @

Valor: v=spf1 mx a ptr ip4:46.16.60.0/23 a:cdmon.com include:srv.cat ~all

 

Donde:

v define la versión usada de SPF (versión 1)

a registro A del DNS del dominio

ptr autoriza a las máquinas bajo el dominio en cuestión

IP4 direcciones IP de la v4

IP6 direcciones IP de la v6

~all desautoriza a las máquinas que no encajen en lo autorizado explícitamente

 

Una vez hayamos introducido todos los datos, guardamos y la información quedará almacenada.

Podemos ampliar esta información en http://www.openspf.org/SPF_Record_Syntax

 

2.-Propagación

Ya tenemos el registro SPF creado. Ahora, únicamente debemos esperar a que se propaguen los cambios, una acción que puede tardar entre treinta minutos y una hora aproximadamente.

 

Para más información, podéis contactar con nosotros.